Funciona mediante antenas que se instalan en el techo del domicilio de cada cliente. La antena capta la señal de microondas y la convierte en información que se trasmite por un cable hasta la computadora donde está la placa de red.